PERIÓDICO UNO SEIS

Periodismo libre 2.0

Investigación: LAS MENTIRAS EN LA MUERTE DE BIN LADEN

 

Las mentiras de la Operación Gerónimo
Bin Laden: la ‘película’ censurada de su muerte

Por Isaac Campos Castillo

Invitamos a los lectores a la proyección de una extraña película: en ella se relatan los últimos momentos de vida del terrorista Osama Bin Laden.
Lo que en un principio es un guión en el que parece que todo está planificado cada minuto a minuto, termina convirtiéndose en una película que parece redactada por aprendices a guionistas a los mandos de un nefasto director que cambia escenas, corta fotogramas…
A través del investigador y gran experto en servicios de inteligencia Eric Frattini, UNO SEIS ofrece los verdaderos (y numerosos) puntos oscuros de la Operación Gerónimo.

 

 

Desde 1996, Osama Bin Laden ha sido el principal objetivo de los cuerpos de seguridad de Estados Unidos, pues el terrorista ya era Enemigo Público Nº1 años antes del terrible atentado a las Torres Gemelas de Nueva York, dos símbolos financieros que se hicieron añicos en cuestión de horas en 2001. El próximo 11 de septiembre se cumplirá el décimo aniversario de un atentado terrorista que conmocionó al Mundo. Casi 3.000 personas fallecieron en las Torres Gemelas después de que sendos aviones se estrellaran contra las edificaciones en el mayor atentado que sufría Estados Unidos en suelo propio. Ahora, la venganza se ha ejecutado. Oficialmente, era la una y diez horas en Paquistán del 1 de mayo cuando 20 soldados de la fuerza de los SEALs (unidades de élite de la Armada), irrumpieron en el fortín secreto paquistaní de Bin Laden con la ayuda de helicópteros. Durante los 40 minutos que duró la operación, se produjo un tiroteo en el interior de la vivienda. Según la Casa Blanca, el terrorista opuso resistencia e, incluso, llegó a utilizar a una de sus esposas como escudo para preservar su vida. Osama se ‘atrincheró’ así en el tercer piso, y los soldados norteamericanos mataron en tiroteo abierto a la persona más buscada del planeta. Hubo hasta cinco bajas, incluyendo a uno de sus hijos, dos hermanos que hacían de vigilantes y una mujer. Además del derribo ‘voluntario’ de uno de los helicópteros por «fallos mecánicos» detectados poco antes de tomar tierra. Hasta aquí, los primeros datos que los medios pudieron recoger. Con un disparo en la cabeza realizado «5 o 10 minutos» después de iniciarse el asalto, la operación fue difundida al instante a través de los medios digitales y tradicionales citando fuentes oficiales.
Pero con el paso de un solo día, esta descripción de hechos se convirtió rápidamente en una noticia llena de interrogantes y puntos que no encajaban, a medida que expertos y periodistas analizaban lo sucedido. Todo se convertiría en un extraño guión lleno de lagunas y datos que se desmentían desde todas partes.

El rodaje de esta película comienza a fraguarse en agosto de 2010. Las sospechas se cernían directamente desde el verano pasado en una casa ocho veces más grande que el resto de la zona de Abbottabad, de tres pisos y sin apenas ventanas. El complejo, equipado con hasta cinco cámaras de seguridad, muros exteriores de entre 5 y 3 metros de altura y situado a casi 60 metros de la capital paquistaní de Islamabad, se convertía en el principal escenario de la superproducción que los Servicios Secretos de Estados Unidos indicaron como principal set de rodaje.

El Presidente de los EE.UU. anuncia la muerte del terrorista

¿Por qué hablamos en términos cinematográficos? En nuestra investigación especial sobre los supuestos hechos relatados de la muerte de Bin Laden tenemos a un experto de lujo que nos va a guiar a la hora de analizar la cronología de los hechos explicados públicamente. Él mismo se explica así: «Lo que yo analizo es que esto es una película que se ha montado para la gente que pueda votar a Obama, para los norteamericanos. La gran baza electoral antes de la convención demócrata del Presidente será retirar las tropas de Asia Central, y con la muerte de Bin Laden es lo que le van a pedir los ciudadanos. Esta operación está montada para la población de ese país, no para nosotros. Al Presidente de los EE.UU. le importa tres carajos lo que nosotros opinemos». Así de rotundo es Eric Frattini, investigador y escritor que fue corresponsal en Oriente Medio y, probablemente, uno de los mayores expertos en servicios de espionaje. De ello dan fe sus obras dedicadas a desentrañar los secretos de la CIA, el KGB, el MI6, así como sobre el Mossad, recientemente re-editada con el epígrafe Los verdugos del Kidon (Atanor Ediciones).

Frattini es nuestro guía de excepción para saber qué es verdad y qué no se sostiene de todo lo que los organismos norteamericanos han dado a conocer a la opinión pública.

La fuente de Guantánamo
Volviendo a la residencia del terrorista, valorada en un millón de dólares y donde estaba alojado desde hacía 6 años junto a dos de sus esposas, ocho hijos y varios guardaespaldas (entre ellos, hermanos suyos), Eric nos explica cómo la CIA comienza diciendo que se enteran del paradero del terrorista porque «lo confiesa de forma voluntaria un colaborador en Guantánamo», que le dice a un Oficial de Operaciones que conoce a un mensajero que se comunica con Bin Laden en el norte de Paquistán. «Cuando el New York Times pregunta por la identidad de ese confidente (pues el rotativo dispone de una base de datos con todos los hombres que se encuentran recluidos en la polémica base), la versión vuelve a cambiar, y admiten que al detenido se le sometió a la tortura conocida como waterboarding». Se trata de una técnica de asfixia sistemática que consiste en asfixiar al reo mediante paños de tela de algodón mojados en boca y nariz, pegándose así la tela a la cara e impidiendo su respiración. A Khalid Shaikh Mohammed (uno de los organizadores del 11S) se le realizó esta operación hasta en 150 ocasiones, revelando el nombre del mensajero y hombre de confianza de Osama: Abu Ahmad Al Kuwaiti.

Nuestro ‘guía periodístico’ está asombrado: «Es todo increíble, pues reconocen que lo han torturado… pero cuando se tortura a alguien, eso no lo dices, es estúpido hacerlo público, y más si se le hace a un terrorista. Solo consigues generar más odio contra ti.

A parte, tampoco me creo que se haya realizado esta tortura. Los mayores expertos en interrogatorios, el Shin Bet (Servicio de Seguridad Israelí) saben que lo peor que se puede hacer a un interrogado de alto nivel (que tiene mucha información) es torturarlo, porque los datos que te va a dar no son ‘de calidad’, son muy poco fiables».

 

40 minutos contradictorios
Hay muchos puntos oscuros en la Operación Gerónimo, «y por eso se me está criticando mucho en EE.UU.», nos confiesa Eric, que nos sigue relatando las incongruencias de este guión de película de Serie B.

Se dice que llegan dos helicópteros en plena noche, y uno de ellos tiene problemas técnicos. Deciden ‘volarlo’ en pleno suelo para que la tecnología del helicóptero no caiga en manos paquistaníes o de Al Qaeda, pero Frattini nos indica que Abbottabat está a pocos kilómetros de la franja de seguridad que tiene Paquistán con la India por el conflicto de Cachemira. «Éste comenzó en 1948, con ataques diarios de un país a otro, por lo que hay una zona reforzada por una unidad de artillería paquistaní a pocos metros de donde se supone que estaba Bin Laden. Es justo una zona que se encuentra reforzada. También está al lado la Academia de Infantería, y dicen los norteamericanos que deben liquidar a un helicóptero. ¿Debemos creemos que no se enteran, que son todos sordos allí en la Infantería».

El investigador continúa narrando que oficialmente explican que Bin Laden sube al tercer piso y se hace fuerte armado con cuatro guardaespaldas y se protege tras el cuerpo de una mujer. Esta información parte de John Brennan, Asesor Jefe de Lucha Antiterrorista de Barack Obama, que describe así este hecho: «se ocultó detrás de una mujer a la que puso delante para utilizar como escudo. Esto habla por si solo de lo falsas que han sido todas sus declaraciones de valentía que se le han atribuido a lo largo de los años». La mujer, que sería una de sus esposas, en realidad recibiría un disparo en la pierna, sin especificarse en qué piso sucedió. «Así que luego resulta que estaba desarmado y le pegan un tiro en el ojo y lo matan», comenta Eric, «vale, pues ya han vuelto a cambiar la versión». Lo hizo concretamente Jay Carney, Portavoz de la Casa Blanca. Además, la hija de 12 años de Bin Laden, aseguraría después que su padre fue «capturado antes de recibir dos disparos ante sus familiares», según recogió la cadena Al Arabiya.

 

El investigador Eric Frattini recibió a UNO SEIS en su estudio para este reportaje


Las siguientes escenas de esta inefable narración continúan oficialmente con la subida del cadáver al helicóptero que queda, sobrevuelan 600 kilómetros por la noche el espacio aéreo paquistaní y aterrizan en el buque insignia de la flota estadounidense en el índico, el portaaviones nuclear Carl Vinson. «¿Vuelan 600 kilómetros sobre Paquistán y nadie los detiene?». Una pregunta más que lanza nuestro ‘guía periodístico’, que añade que Paquistán aseguró que mandaron despegar a dos cazas para comprobar «quiénes les estaban sobrevolando, pero no llegaron a alcanzarles. Vale, me parece algo totalmente increíble».

Una vez en el buque, el comandante decide tirar el cadáver al mar, «¡nada más y nada menos que el cadáver de Bin Laden!», se asombra Eric ante esta supuesta decisión (que, por supuesto, fue la primera que se dio oficialmente). «Así que sale después una versión oficial del Pentágono diciendo que no fue decisión del comandante, sino del propio Pentágono y del Secretario de Defensa». Apuntillamos de nuevo: un nuevo giro de guión ante los medios de todo el Planeta.

 Paquistán deja su cielo libre

Un sello que da poca confianza...

Leon Panetta, director del Servicio de Inteligencia americano, explicaría en la cadena CBS que el gobierno paquistaní «nunca supo nada sobre esta misión». Eso sí, admitió que hubo mucha preocupación de que las fuerzas del país musulmán detectasen los helicópteros norteamericanos y pudiesen abrir fuego. «Consideramos esa posibilidad, por lo que teníamos aeronaves de refuerzo».
Como hemos comentado anteriormente en este reportaje, la actuación de las autoridades de Paquistán también siembran muchas dudas. «Se dice que que el actual Director General del Servicio de Inteligencia Paquistaní (ISI), es bastante pro-americano. Se comenta que dos meses antes de la operación, realizó una visita por la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional donde se le informó de la operación que iban a llevar a cabo los americanos», nos revela Eric.
Algunos expertos han manifestado su preocupación por este papel ambivalente del gobierno de Paquistán, que «por un lado se muestra como socio estratégico de EE.UU.; pero también demuestra que hay facciones del Ejército que apoyan a Al Qaeda», aseguran otros analistas.

Ritual de enterramiento ¿islámico?
Llegamos a uno de los puntos que más ha dado que hablar sobre la operación. Al fin y al cabo, se trataba de qué hacer con el cuerpo de uno de los mayores terroristas. Al pertenecer a la religión islámica, el cuerpo fue envuelto en tela blanca junto con un peso y arrojado en un punto indefinido del Mar de Arabia. Por todo esto, se comunicó también rápidamente que se dio sepultura «según los preceptos islámicos».
Una vez más, el error era monumental. Expertos en islamismo del todo el Mundo tuvieron que explicar que, en absoluto, nada de lo que dicta el Corán se había cumplido.

«Cuando se explica esto, la comunidad musulmana en EE.UU. pregunta al gobierno cómo han podido violar las leyes de enterramiento de su cultura, por lo que aparece Obama excusándose en que se hizo el ritual en el mar. Pero según marca el Corán, esta tradición sólo se hace si mueres en el mar y si en menos de 24 horas antes de que se vuelva a poner el sol desde tu muerte no has tocado tierra para ser enterrado envuelto en una túnica blanca con la cabeza mirando a la Meca. Por ello, lo que dicen oficialmente después es que como a la flota no le daba tiempo a llegar a Tierra, se arrojó el cadáver al mar…», nos señala Frattini. Otros expertos musulmanes e islámicos, como Gamaa Islamiya, describen lo realizado por los norteamericanos como «una pantomima, un ultraje y una falta de respeto», contradiciendo la ley sharia. Es el penúltimo capítulo.

¿Qué fue verdad?
Frattini nos resume su análisis ante todo lo expuesto: «esto es como si estuviese un director de película sentado al lado de tu butaca y va cortando las escenas que no le gustan. Y tú sigues viendo la película, y se siguen eliminando fotogramas….hasta que vuelves a ver la película y no te enteras de nada, porque no tiene nada que ver con lo que te han contado. Por todo ello es por lo que creo que efectivamente Bin Laden murió, pero no cuando se ha dicho. Porque no nos creemos nada de la Operación Gerónimo de la CIA. Yo no me la creo».
La pregunta surge inmediatamente: ¿Por qué se realiza entonces un guión que se va modificando y se contradice tantas veces? «Lo primero, lo importante, es saber que una operación de inteligencia no se hace pública nunca. Jamás. Por ejemplo, la detención en 2009 por parte del Servicio de Inteligencia y Seguridad de Alemania de una cédula islámica en Múnich que iba a atentar en la línea de alta velocidad. Y no sale pública porque es una operación de inteligencia, como otras tantas acciones que se realizan. Por eso a todos nos ha sorprendido que salga la CIA y el propio Panetta la noche siguiente haciendo una entrevista en televisión explicando cómo se hace una operación de inteligencia de EE.UU. Curiosísimo…».

El investigador comenta a UNO SEIS sus deducciones al respecto: «Lo que yo analizo es que esta película se ha montado para la gente que puede votar a Obama, para los norteamericanos. La baza electoral antes de la convención demócrata de Obama es retirar las tropas de Asia Central, y con la muerte de Bin Laden es lo que le van a pedir los ciudadanos». Más claramente, «esta operación está montada para los norteamericanos, no para nosotros. Al Presidente de los EE.UU. le importa tres carajos lo que nosotros opinemos»

Un director saliente
Preguntamos a Eric Frattini sobre la figura de Leon Panetta, el Director de la CIA bajo el cual se ha llevado a cabo esta operación especial, y que ya ocupa el puesto de Secretario de Defensa: «realmente no es un hombre que tenga perfil de Servicios de Inteligencia, como los históricos Bill Colby, Jim Woolsey o Richard Helms, que sí venían de Inteligencia, de la propia CIA. Panetta no, era una paloma dentro de la administración Clinton, que lo rescata un experto en análisis internacional del mundo árabe, y Obama lo nombra para que se encargue de una ‘nueva CIA’ para que se ocupe de los nuevos retos en política exterior (Asia Central, Irán…). Pero como digo, no tiene un perfil clásico de director de la CIA clásico. Es más político, analista y diplomático que un hombre de Inteligencia».

Quizá una marioneta más de estas extrañas secuencias.

Como ven, ante tantos cambios de guión, recortes, giros de argumento y actitudes inéditas en responsables de servicios de inteligencia, la ocultación o muestra de la imagen del terrorista abatido parece quedar en mera anécdota. Como expresó el periodista Ignacio Escolar (Diario Público), «no quiero ver la foto del cadáver de Bin Laden. Yo lo que de verdad quiero ver es la película: la grabación de ese asalto de los Navy Seals y la CIA (…). El vídeo de su muerte debe ser un DVD interactivo con distintos finales».

En UNO SEIS hemos demostrado que esa interactividad se ha aplicado sistemáticamente en uno delos hechos históricos más importantes del siglo XXI.<<

>>BAJOLALUPA
Obama: Un contexto para tener en cuenta
La ‘máquina pensante’ del ataque a las Torres Gemelas quería volver a sembrar el pánico, además, en fechas muy señaladas. El 4 de julio (Día de la Independencia), en Navidad e incluso en el próximo 11 de septiembre, Bin Laden tenía planeados nuevos ataques a la ciudadanía americana. Estas informaciones tardaron muy poco en ocupar grandes titulares y espacios en los informativos y diarios de todo el mundo un par de semanas después de que la ‘Operación Gerónimo’ aniquilase la vida del líder de Al Qaeda.

 

Las nuevas fechas manuscritas en su diario, estudiado tras el asalto a su escondite en Pakistán, fueron difundidas por funcionarios de la Casa Blanca. Querían dejar bien claro que mientras el terrorista siguiese en paradero desconocido y con vida, la nación no estaba a salvo.

 

Un mes antes, el actual Presidente de los Estados Unidos tenía que hacer frente a una serie de problemas de imagen y gestión que le estaban poniendo entre las cuerdas. La popularidad de Barack Obama iba cayendo en picado desde los primeros meses del año, y el nuevo plan de reducción del déficit presentado el 13 de abril era otro escoyo por el que tenía que pasar. El resultado, dado a conocer en la Universidad de Washington, supone un recorte histórico de 38.500 millones de dólares. El país se encuentra con una deuda tremenda y es necesario reducir el déficit fiscal en 4 billones de dólares en 12 años. Ya hay víctimas de calado, porque las coberturas médicas destinadas a los jubilados y a los más desfavorecidos (llamadas Mericade y Medicaid, respectivamente), son la medida “estrella”, con un ahorro que supondrá 340.000 millones de dólares en la próxima década. Hechos que con el anuncio de la muerte de Bin Laden se han diluido.<<

 

>>ENDIRECTO
Torturas, información y derechos: un desafío polémico
La realidad es muy cruda, algo que saben muy bien las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Estado de todo el Mundo. Tras conocerse que se aplicó torturas al preso que reveló la información, la polémica sobre la legitimidad y el respeto a los Derechos Humanos estalló, sobretodo, en la sociedad europea y algunos medios norteamericanos. ¿El fin justifica los medios? Para este caso concreto, Eric Frattini lanza un reto: «Quiero dirigirme directamente a los lectores de UNO SEIS y proponerles un ejercicio. Tienes a un terrorista sentado enfrente, sentado en una silla, y sabes que esa persona ha puesto un explosivo en un centro comercial donde suelen ir tu madre, tu esposa o tus hijos. ¿Cómo consigues sacar la información de dónde lo ha puesto? Los lectores tienen que saber qué dos opciones pueden aceptar: llamar a un juez y preparar todos los trámites legales para que el terrorista ‘sea bueno’ y confiese la información ante el juez, mientras el tiempo se va acortando drásticamente. O bien le empiezas a cortar con unas tijeras de podar comienzas a cortarle las falanges de los dedos hasta que te diga dónde está la bomba. Te digo que no pasas de la primera falange cuando él ya ha confesado. Una es ‘democrática’ y la otra lo es menos. ¿Cuál usas? Es evidente que las cosas cambian cuando tu propia familia está en peligro, y de ahí viene la polémica sobre el respeto de los derechos civiles y humanos. Por eso reto a los lectores a que contesten a este reto». Y usted, ¿qué haría?<<

 

>>LASCLAVES
-Los detalles de una operación secreta no deben desvelarse, pero el Director de la CIA ofrece el mismo día de la operación detalles a la cadena de televisión CBS.
-Se invade el espacio aéreo paquistaní con helicópteros durante 600 kilómetros,pero se asegura que el Gobierno de Paquistán no supo nada durante toda la noche.

 

-Se da con las pistas definitivas a través de una confesión voluntaria de un detenido en Guantánamo. Admiten después que fue torturado, pero este tipo de confesiones no tienen una alta credibilidad.

 

-Se asegura desde la Casa Blanca que se intentará dar todos los datos relevantes… como que en el escondite había material pornográfico.

 

-Primero se dice que hay un tiroteo durante la mayor parte de la operación. Posteriormente se dice que duró unos pocos minutos.
-Se dice que el Comandante del buque Carls Vinson da la orden de hacer un ritual islámico y tirarlo al mar, una orden ilógica procedente de este mando.

 

-La audiencia que consiguió Obama con su comunicado de la muerte del terrorista superó los 56 millones de espectadores, batiendo un récord de audiencia en cuanto a sus discursos anteriores.

 

-Las encuestas sobre la popularidad de Barck Obama eran, un mes antes, de las más bajas desde su inicio de mandato.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: