PERIÓDICO UNO SEIS

Periodismo libre 2.0

VOTACIONES CON LA ‘CAMISETA VERDE’: ¿POSIBLES PENAS DE CÁRCEL?

©Reportaje: Mª del Carmen Merino // Fotografía: IU Aranjuez

 

>>Los electores que el 20-N llevaron esa prenda a favor de la educación pública se enfrentan ahora a duras sanciones por hacer, según la Junta Electoral Central, “propaganda electoral”

 

Profesores, padres y alumnos de la Escuela Pública madrileña se han echado a la calle para exigir a Esperanza Aguirre que rectifique sus decisiones sobre las medidas . Lo que no sabían estos reivindicadores es que reclamar democráticamente (como se hizo) una educación pública puede ser penado hasta con la cárcel, si esa reivindicación se plantea en una jornada electoral. Es lo que se desprende por los telegramas que han enviado los juzgados de Madrid a todos aquellos ciudadanos que el 20-N acudieron a sus colegios electorales a votar con una camiseta verde a favor de la escuela pública, y a quienes la Policía impidió su derecho al sufragio hasta que ocultaron dicha prenda.En el texto se les recuerda que los agentes les informaron de que votar con la camiseta a la vista suponía un « incumplimiento» de los acuerdos 82/2011 y 84/2011 de la Junta Electoral de Madrid. Este organismo consideró que presentarse en los colegios electorales con la prenda verde suponía la vulneración del artículo 53 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), que establece que «no puede difundirse propaganda electoral ni realizarse acto alguno de campaña electoral una vez que ésta haya terminado». Y el artículo 144 de esa misma ley establece que «serán castigados con la pena de prisión de tres meses a un año o la de multa de seis a veinticuatro meses» los ciudadanos que realicen «actos de propaganda una vez finalizado el plazo de la campaña electoral».

Lo que muchos nos preguntamos es por qué estas camisetas son consideradas como ‘propaganda electoral’, cuando ni siquiera suponen ninguna petición de voto ni hacen alusión a ningún partido político. Repetimos que lo único que se puede leer sobre las mismas es: «Escuela pública de tod@s para tod@s». Sin embargo, la Junta Electoral advierte del incumplimiento de la legislación a todos los portadores de esta prenda.

En la notificación que posteriormente recibieron muchos de los que trataron de votar con las mencionadas camisetas, se les concedía un plazo de 48 horas para que aleguen lo que estimen convenientemente. Si, a pesar de esas alegaciones, la Junta Electoral de Madrid entiende que han vulnerado la normativa, la nota les advierte que serán sancionados con «el perjuicio al que hubiera lugar en derecho».

Un caso muy cercano: Aranjuez
Sin ir más lejos, Pablo Miranda Otero, vecino de Aranjuez, sufrió esta desagradable experiencia cuando el 20N fue a ejercer su derecho al voto en el colegio electoral que le correspondía, concretamente el CEIP Vicente Aleixandre, e iba vestido con la camiseta

La Portavoz de IU Aranjuez vota el 20N con la camiseta reivindicativa

supuestamente “conflictiva”. Al recoger la papeleta al senado no había bolígrafo para señalar las casillas correspondientes a su voto, por lo que pidió uno a los miembros de una de las dos mesas electorales que había en esa estancia. En ese momento, la presidenta de la mesa le comunicó que «con esa camiseta no podía votar, ya que la policía les había comunicado que no se podían llevar esas camisetas verdes», tal y como nos comenta en el escrito que nos ha hecho llegar. Al escuchar este comentario, el señor, que en un principio había cogido un bolígrafo para prestárselo, reviertió su acción y volvió a dejar el mismo encima de la mesa, negándole la posibilidad de cumplimentar la papeleta.Desde la otra mesa electoral, una de las personas informó que quienes no podían llevar «esas camisetas» eran las personas sentadas en la mesa y no los votantes.Entondes Pablo manifiestó su malestar diciendo que «a votar podía venir vestido como él quisiera». Aclarada la ‘confusión’, que, según ellos, Pablo había generado, la presidenta se disculpó, y en ese momento su compañero sí tuvo a bien prestarle un bolígrafo para cumplimentar la papeleta del senado. A continuación, se dirigió a la urna algo nervioso por lo sucedido y tuvo que escuchar el comentario de uno de los miembros dela mesa diciendo «de todos modos… a mi no me parece»(entendemos, sin pretensión de ser mal pensados, que no le parecía que Pablo fuese a votar con una camisesta verde en la que está escrito «Educación Pública. Yo elijo, yo quiero». Finalmente, una interventora del Partido Popular realizó en tono jocoso el siguiente comentario: «pues yo voy a venir con una camiseta que ponga ‘educación concertada’». Nuestro lector votó, pero salió del colegio electoral con una sensación «de bochorno como pocas veces» antes en su vida.

Autoinculpados
Varias decenas de profesores que el pasado 20 de noviembre tuvieron problemas a la hora de votar por acudir con la camiseta verde en favor de la educación pública estuvieron el martes 29 de noviembre en los Juzgados de Plaza de Castilla para presentar sus alegaciones después de recibir por parte de la Junta Electoral de Zona de Madrid el citado telegrama, en el que se les recuerda que han cometido una infracción. Los afectados, asesorados por distintos abogados, han presentado distintos modelos de alegación, pero todos coinciden en que la camiseta verde no es «propaganda electoral» sino «defensa de la educación pública» y que su derecho a la libertad de expresión está recogido en la Constitución, incluso en jornada electoral. Además de las alegaciones, otros compañeros han presentado al Juzgado 147 de Madrid una ‘autoinculpación’ por haber acudido a votar al colegio electoral el pasado 20N en las Elecciones Generales ataviados con la ya famosa camiseta verde y su lema. En el texto de autoinculpación reflejan su «profunda adhesión con el artículo 27.5 de la Constitución Española, que dice literalmente ‘Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes’. Es y sigue siendo mi interés que este artículo se siga cumpliendo en España y la Educación Pública siga siendo de todos y para todos», continúa el escrito que han firmado algunos de los profesores solidarizados con los que han recibido los telegramas y que podrían recibir una multa en el caso de que así lo decidan los tribunales. Los firmantes también lamentan «profundamente que su actitud en defensa de uno de los derechos fundamentales que recoge la Constitución haya sido intencionadamente malinterpretada por personas que al tratar de criminalizar este hecho demuestran su desacuerdo con tales derechos tanto como su gestión de la educación allá donde gobiernan».

Firmas contra la penalización
Por otro lado, varios institutos han recogido un centenar de firmas para adjuntar un comunicado dirigido a las autoridades competentes de la Junta Electoral de Zona de Madrid en el que muestran su «más absoluto rechazo ante el delito cometido contra varias personas por impedirles votar con la camiseta verde por parte de las autoridades competentes». Consideran que como ciudadanos tienen derecho a votar «siempre que no se incumpla la ley en el procedimiento» y el derecho de llevar la camiseta verde en cuestión «no constituye ningún motivo de delito y bajo ningún concepto puede ser motivo para impedir a ninguna persona que ejerza su derecho al voto ya que en ninguna parte de la camiseta se difunde propaganda electoral». Por ello, los firmantes de este comunicado exigen que aquellas personas de la Jefatura Provincial de Policía así como a los miembros de la mesa e interventores que impidieron a varias personas ejercer tal derecho sean identificadas y puestas a disposición judicial por cometer el delito de impedir ejercer el derecho al voto. Ante esta situación, hay también otras personas que presentaron en su día una denuncia en su correspondiente comisaría por la situación vivida en la Mesa Electoral. Así lo cuenta uno de los afectados a Europa Press que denunció, incluso, que había sufrido intento de coacción.

Apoyo de IU
Con los afectados estaba la diputada de IU en la Asamblea de Madrid y portavoz de Educación, Eulalia Vaquero, para apoyar a las personas que han presentado las alegaciones porque «se está vulnerando un principio fundamental, el de la libertad de expresión; y un derecho fundamental como el que algunas personas no hayan podido ejercer su derecho a votar por el simple hecho de llevar una camiseta verde. Dudamos que se impidiese votar a quienes portaban camisetas fucsias o azules, por lo que estas decisiones sólo pueden entenderse como parte de una estrategia de acoso a quienes defienden la escuela pública». Además afirmó que la decisión de la Junta Electoral «criminaliza una contestación social que es pacífica». Por último, la Portavoz recordó que el propio día 20 exigió a la Junta Electoral una aclaración, puesto que entendía que el lema de las camisetas no vinculaba ni beneficiaba a ninguna formación política. Por todo esto, señaló que se solidariza con las decenas de apoderados e interventores que han recibido la denuncia.

En el caso de CC.OO. hablan de 200 afectados, pero no se pueden contabilizar todos, pues cada uno está acudiendo a su organización. «Son gente que libremente acudió porque no ha sido consigna de nadie», puntualizó la diputada.

Ahora queda esperar si la Junta Electoral da marcha atrás en su decisión o, por el contrario, habrá más movilizaciones para denunciarla, como han asegurado los defensores de esta causa.

El inicio de una lucha
Marea verde es el calificativo con que se denomina a las protestas que desde hace meses se están llevando a cabo en la Comunidad de Madrid en contra de los recortes en la Educación Pública. El nombre se debe a que los participantes van vestidos con una camiseta verde en la que se puede leer: «Escuela pública de tod@s para tod@s». La Consejería de Educación de la región decidió en julio reducir el número de profesores de cada uno de los centros públicos, para ahorrarse los contratos de interinos,entre otras medidas. El motivo esgrimido por el PP para ello, cifrados en 80 millones de euros, es la crisis económica. Pero esta decisión contrasta con otra del Gobierno Regional que ha introducido la posibilidad de deducir un 10% los gastos educativos privados. Según profesores y sindicatos, esta medida supondrá que la Administración deje de ingresar aproximadamente esos 80 millones de euros.<<

Anuncios

2 comentarios el “VOTACIONES CON LA ‘CAMISETA VERDE’: ¿POSIBLES PENAS DE CÁRCEL?

  1. Pingback: CUANDO A LAS MAESTRAS Y A LOS MAESTROS LES RESTRINGIERON EL DERECHO AL VOTO « Forjador de Lunas

  2. Pingback: CUANDO A LAS MAESTRAS Y A LOS MAESTROS LES RESTRINGIERON EL DERECHO AL VOTO « PAZUELA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: